> Noticias>El castillo de Calonge vive seis horas de música con Mishima, Standstill y Sisa, Portet y Oliver.

El castillo de Calonge vive seis horas de música con Mishima, Standstill y Sisa, Portet y Oliver.

El castillo de Calonge vive seis horas de música con Mishima, Standstill y Sisa, Portet y Oliver.

El castillo de Calonge vive seis horas de música con Mishima, Standstill y Sisa, Portet y Oliver.

El Interludi y el Pròxims se alían para ofrecer los conciertos de la mejor escena independiente.

30 Noticias en la misma categoría:

Más

Seis de los mejores grupos de la música catalana independiente divididos en dos escenarios al aire libre fueron los protagonistas ayer de más de seis horas de música en el castillo de Calonge. La cita, una colaboración entre el festival Interludi y el Pròxims de Barcelona, llevó hasta el Baix Empordà unos 2.000 espectadores con ganas de pasarlo bien al ritmo de grupos como Mishima, Standstill o el Col·lectiu Eternity, integrado por Sisa, Portet y Oliver.

 Isla Carolina fueron los encargados de abrir la velada con un concierto en el que presentaban su segundo trabajo, "Bengala", en el escenario del patio de armas del castillo. A continuación, los asistentes se trasladaron a los jardines para escuchar al islandés Halldor Mar y sus versiones en inglés de clásicos de la “nova cançó” catalana como "Que tinguem sort", de Lluís Llach o "Qualsevol nit pot sortir el sol", que el artista presentó agradeciendo "la oportunidad" de tocarla justo antes de la actuación de Jaume Sisa en el Interludi. Fue por ello que animó al público a cantarla bien fuerte "para que Sisa también la oyera".

 El público, que despidió a Halldor Mar entre aplausos y se quedó con las ganas de algún bis, volvió de nuevo al escenario del patio para ver uno de los platos fuertes de la noche, el trío formado por Jaume Sisa, Quimi Portet y Joan Miquel Oliver, que anunciaron "con pena" que daban en el Interludi el penúltimo concierto de la gira que han ofrecido juntos bajo el nombre de Col·lectiu Eternity. Entre bromas, los tres músicos que, en este proyecto, interpretan los repertorios unos de otros, interpretaron temas como Sunny Day”, “Homes i dones del cap dret”, “Pallasso”, “Hansel i Gretel” o “El fill del mestre”.  Se despidieron del público de Calonge, que no dejó de aplaudirles y reirles las ocurrencias, con "La Rambla" de Quimi Portet.

 Después del Col·lectiiu Eternity, los conciertos se instalaron definitivamente en el escenario de los jardines, donde La Iaia se unió a la Cobla Bisbal Jove para convertirse en La Iaia XXL. En Calonge tocaron canciones como "El meu gos se'n va" o "El nen de les estrelles", para la que hicieron encender bengalas al público. Uno de los momentos más aplaudidos fue cuando la formación de Vic invitó a cuatro espectadores a subir el escenario para bailar con el grupo la canción "L'ós". Bajaron del escenario "del mejor festival donde tocamos este año", según el cantante, después de "Declaració de principis", que los asistentes acompañaron lanzando confeti y serpentinas.

 Pasados unos minutos, les tomó el relevo en el escenario el grupo Standstill, y su cantante, Eric Montefusco, explicó que aunque era la primera vez que tocaban en Calonge, el Pròxims "era un festival amigo". Prometió un formato más rockero de lo que hacen últimamente y fue desgranando temas como "Que no se acabe el día", "Tocar el cielo", "La casa de las ventanas" o "¿Por qué me llamas a estas horas". Montefusco dedicó "Feliz en tu día" a uno de los integrantes del grupo que estaba celebrando su cumpleaños sobre el escenario de Calonge.

 "Adelante, Bonaparte" fue la canción elegida por la banda para abandonar el escenario que pasaría a ocupar Mishima. "Miquel a l'accés 14", "Qui n'ha begut” o "L'última ressaca" fueron muy bien recibidas por los espectadores, a los que se dirigió el cantante David Carabén para preguntar si había alguien de Calonge entre el público. Una vez comentada la lista de "buenos grupos que han pasado esta noche por aquí", "La brisa", "La vella ferida" y “La teva buidor” siguieron entusiasmando los asistentes.

 Al grito de "Carabén, president" entre canción y canción, el público terminó de celebrar una velada de verano propuesta por el Interludi y el Pròxims con más de seis horas de la mejor música catalana al pie del castillo medieval de Calonge.

Autor: Alba Carmona/Gironanoticies.com

Fotos: Jordi y Albert Busquets/Gironanoticies.com

Comentarios

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

El castillo de Calonge vive seis horas de música con Mishima, Standstill y Sisa, Portet y Oliver.

El castillo de Calonge vive seis horas de música con Mishima, Standstill y Sisa, Portet y Oliver.

El Interludi y el Pròxims se alían para ofrecer los conciertos de la mejor escena independiente.

Escribe tu opinión