> Descubriendo Girona en tres días

Descubriendo Girona en tres días

Descubriendo Girona en tres días

Descubriendo Girona en tres días

Cerca de Girona, se tiene la oportunidad de visitar algunos de los pueblos más bonitos de Cataluña, como Besalú

30 Noticias en la misma categoría:

Más

Descubrir una ciudad nueva es siempre un reto para el viajero. Existe una raza de turista que no quiere perderse ningún lugar, actividad o recorrido importante. Esta breve guía es para ellos, un útil que servirá de ayuda para conocer Girona en tres días

La historia de Girona se remonta a la época del Imperio Romano, lo que la convierte en una de las ciudades mas importantes de Cataluña. Sus monumentos y su cultura son las mejores bazas con las que juega esta ciudad para atrapar a todo el que la visita.

Sin ir más lejos, recientemente, ha sido escenario de la popular serie Juego de Tronos, un motivo más para que muchos admiradores quieran conocer este maravilloso enclave catalán. 

Rutas y sitios para visitar en una escapada de 3 días por Girona

Girona es una ciudad que cautiva y enamora en cuanto se pone un pie en ella, por eso no es extraño que una vez se conozca, se esté pensando siempre en volver. Por su cercanía con Barcelona, son muchos los turistas que organizan una escapada de un día, pero esta región única bien merece dedicarle al menos tres. Y para demostrarlo, aquí está el listado de que ver en Girona en 3 días, es decir, para no perderse ninguna de sus visitas imprescindibles.

La Catedral de Girona

La Catedral de Santa María es la principal obra arquitectónica que hay que visitar en Girona. Ofrece unas vistas impresionantes, pues se alza en la cima de una colina. Los comienzos de su construcción datan del siglo XI y en ella, se puede apreciar el estilo románico y gótico, además de elementos mas modernos.

El acceso a la Catedral se realiza por unas escaleras realmente espectaculares e impactantes que fueron escenario de la famosa serie Juego de Tronos, lo que ha sumado atractivo a una estructura de imponentes dimensiones, que cuenta solo con una nave central.

Se puede destacar en esta visita el tesoro que esconde de la Edad Media, elementos que se han conservado muy bien hasta nuestros días, como el Tapís de la Creació o el Beatus de Girona, que es un manuscrito ilustrado.

La Basílica de Sant Feliu

Tras la visita a la Catedral de Santa María, merece la pena disfrutar de La Basílica de Sant Feliu, que se encuentra muy cerca. Fue la primera catedral de Girona y su elemento más destacable es la torre campanario que pertenecía a la muralla. Ya cuando se pasa al interior, se pueden ver sarcófagos de paganos y de comienzos del cristianismo, del siglo IV.

El barrio judío

Hacer una ruta por las callejuelas de la judería es una de las mejores actividades que hay que hacerse en Girona, por obligación de turista curioso. Del mismo modo hay que perderse por El Call, uno de los barrios judíos que mejor se conservan en el mundo, llegando hasta sus rincones más pintorescos alrededor de las calles de Claveria y Sant Llorenç.

Las casas de Onyar y los puentes de la ciudad

Y paseando por la ciudad es como mejor se respira su ambiente y se conoce la auténtica idiosincrasia de sus gentes. En este caso, es visita obligada ver las casas coloridas que se asoman al río Onyar y los puentes que lo cruzan, con la Catedral y la Basílica fondo, un espacio ideal para sacar fotos para el recuerdo de esta imagen tan característica de Girona.

Aunque no queda ningún puente medieval, sí hay algunos que merece la pena visitar y que se han convertido en un reclamo turístico. El más importante es el Pont Eiffel, conocido también como Pont de les Peixateries Vellesel, construido por el famoso arquitecto francés que diez años más tarde fuera autor del símbolo de París, la Torre de Eiffel.

Los Baños Árabes

Después de estos paseos tan agradables por la ciudad, llega el momento de visitar otro de los monumentos imprescindibles de Girona, los Baños Árabes. Cabe aclarar que no son de origen árabe, pero reciben este nombre porque imitan a estas instalaciones típicas del Norte de África y utilizan sistema de calor por vapor. Sus elementos más destacables son la cúpula, la sala de descanso con una bóveda y el vestuario.

Aunque llevaban muchos siglos sin ser utilizados para bañarse, también aparecen en Juego de Tronos, curiosidad para todos los seguidores que ha cosechado esta serie.

Las escaleras de Sant Martí y La Pujada de Sant Domènec

Siguiendo el paseo por el centro histórico de Girona, que cuenta con muchos rincones imprescindibles, es obligado subir la que se conoce como la Pujada de Sant Domènec que conduce hasta la escalera barroca de Sant Martí y su iglesia.  Ideal para una visita al atardecer, que lo convierten en uno de los lugares más románticos de toda España.

Otros de los espacios que el visitante no se puede perder en Girona son el Monasterio de Sant Pere de Galligants, la Casa Rafael Masó, un paseo por La Rambla de la Llibertat y terminar el día con las preciosas vistas del atardecer desde su muralla.

Cerca de Girona, se tiene la oportunidad de visitar algunos de los pueblos más bonitos de Cataluña, como Besalú. También es una ubicación ideal para hacer alguna escapada a fantásticas playas, como las Calas de Begur, o adentrarse en la naturaleza en parajes como la Garrotxa, una zona volcánica desde donde se contemplan conos de volcanes inactivos.

Autor:Israel Guerra

Comentarios

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Descubriendo Girona en tres días

Descubriendo Girona en tres días

Cerca de Girona, se tiene la oportunidad de visitar algunos de los pueblos más bonitos de Cataluña, como Besalú

Escribe tu opinión