> Tabarca, la isla más pequeña de España habitada

Tabarca, la isla más pequeña de España habitada

Tabarca, la isla más pequeña de España habitada

Tabarca, la isla más pequeña de España habitada

Ubicada frente al cabo de Santa Pola, ofrece grandes atractivos culturales, gastronómicos y naturales

30 Noticias en la misma categoría:

Más

Frente al cabo de Santa Pola, a solo 22 kilómetros del puerto de Alicante, se encuentra Tabarca, la isla más pequeña de España habitada. Pese a tener una longitud de 1.800 metros y un ancho de 400, ofrece un amplio surtido de encantos culturales, gastronómicos y naturales, puesto que en 1986 fue declarada Reserva Marina del Mediterráneo.

La arquitectura de su pueblo amurallado, una exquisita oferta gastronómica, alojamientos con encanto y actividades para hacer en familia, en pareja y con amigos son algunos de los atractivos de la isla, a la que se puede llegar desde Santa Pola, Torrevieja, Alicante o Benidorm.

El transporte más común y elegido entre los viajeros es la Tabarquera. Se trata de un barco de grandes dimensiones, tipo catamarán, que permite disfrutar de las vistas de la costa alicantina y del fondo marino, puesto que algunas incluso disponen de visión submarina. También hay barcos más pequeños, lanchas rápidas y desde el puerto de Santa Pola se pueden alquilar incluso motos de agua para visitar Tabarca.

El visitante podrá disfrutar de multitud de actividades, la mayoría en el agua. Para los más tranquilos, existe la posibilidad de alquilar un velero, pero los deportistas también podrán sumergirse en las cristalinas aguas de la zona para hacer snorkel o buceo.

La gastronomía es otra de las maravillas de la isla, con platos estrella como el caldero tabarquino, considerado joya gastronómica nacional, el gazpacho de mero, los arroces, el marisco fresco y las frituras.

Comentarios

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Tabarca, la isla más pequeña de España habitada

Tabarca, la isla más pequeña de España habitada

Ubicada frente al cabo de Santa Pola, ofrece grandes atractivos culturales, gastronómicos y naturales

Escribe tu opinión